info@fordeprop.es

I.E. en la Escuela y la Familia

La Inteligencia Emocional, como otras conductas, es transmitida de padres a hijos, sobre todo a partir de los modelos que el niño se crea en este entorno familiar. Tras diversos estudios se ha comprobado que los niños son capaces de captar los estados de ánimo de los adultos, en uno de estos se descubrió que los bebés son capaces de experimentar una clase de angustia empática, incluso antes de ser totalmente conscientes de su existencia (Goleman, 1996).

El conocimiento afectivo está muy relacionado con la madurez general, autonomía y la competencia social del niño. Por este motivo también en la escuela se debe plantear el enseñar a los alumnos a ser emocionalmente más inteligentes, dotándoles de estrategias y habilidades emocionales básicas que les protejan de los factores de riesgo o, al menos, que palien sus efectos negativos.

Goleman (1995) ha llamado a esta educación de las emociones alfabetización emocional o escolarización emocional, y según él, lo que se pretende con ésta es enseñar a los alumnos a modular su emocionalidad desarrollando su Inteligencia Emocional a través de la autoconsciencia, herramientas de autorregulación, consciencia emocional de los demás, y herramientas de gestión de relaciones.

El desarrollo social en las habilidades de Inteligencia Emocional ha de empezar en los núcleos primarios de desarrollo. Desde ForDeProP fomentamos la inclusión de estas habilidades tan valiosas en la Escuela y en la Familia a través de Cursos y Seminarios destinados a estos ámbitos en específico.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es_ESSpanish
es_ESSpanish